jueves, 20 de noviembre de 2008

ALGUNOS LÍDERES DE LA REVOLUCION



EMILIANO ZAPATA: Emiliano Zapata (c. 1879-1919), líder revolucionario y reformador agrarista mexicano.


Zapata en los inicios de la revolución: Nacido en Anenecuilco (estado de Morelos), era hijo de unos humildes campesinos. Inició sus actividades revolucionarias en 1909, cuando armó a 80 hombres que tomaron unas tierras para repartirlas entre los campesinos que las cultivaban, defendiendo que “la tierra es de quien la trabaja”. En 1910 se unió a las filas revolucionarias de Francisco I. Madero, cuyo objetivo era poner fin al régimen de Porfirio Díaz. Al año siguiente, tras asumir Madero la presidencia, Zapata perdió la confianza en él y, después de declararse en su contra, formuló su propio programa de reforma agraria, presente en el denominado Plan de Ayala. Éste, proclamado el 28 de noviembre de 1911, no reconocía al gobierno de Madero y designaba jefe de la revolución a Pascual Orozco y, en su defecto, al propio Zapata. Bajo el lema de “tierra, justicia y libertad”, el Plan, obra del maestro Otilio Montaño, pretendía la recuperación de tierras y su redistribución entre los campesinos. Durante las presidencias del dictador Victoriano Huerta (1913-1914) y del constitucionalista Venustiano Carranza (1914-1920), Zapata siguió manteniendo sus actividades guerrilleras contra el gobierno y extendiendo su poder por todo el sur de México.

Lider revolucionario y mito: En 1913, después de que Orozco fuera declarado traidor por haberse unido a Huerta, se convirtió en jefe de la Revolución. Al año siguiente, junto con Francisco (Pancho) Villa, quien había aceptado el Plan de Ayala, entró en la ciudad de México al frente del llamado Ejército Libertador del Sur. En 1915, Zapata se retiró a Morelos, donde continuó defendiendo sus posiciones frente a las tropas constitucionalistas.
El movimiento zapatista llegó a contar con aproximadamente 15.000 hombres. En general, estaban bien armados y, aunque su entrenamiento y organización pudieran ser deficientes, lucharon con un elevado grado de solidaridad bajo la consigna “tierra y libertad”. Zapata defendía que las propiedades nacionalizadas fueran entregadas a los campesinos sin tierras o que sus rendimientos sirvieran para proteger a las viudas y huérfanos de los caídos por defender los ideales del Plan de Ayala. En la Convención de Aguascalientes (1914), se pretendieron imponer, sin éxito, estos postulados.
El 10 de abril de 1919, Zapata fue asesinado en la Hacienda de Chinameca (Cuautla), la misma en la que se entrevistó con Madero en 1911. Fue víctima de una emboscada autorizada por el presidente, Carranza, organizada por el general Pablo González y ejecutada por el coronel Jesús Guajardo. Esta traición causó una enérgica condena de la opinión pública y de gran parte de los propios sectores constitucionalistas. El cadáver de Zapata fue llevado a Anenecuilco, y sus restos reposan actualmente en Cuautla, al pie de la estatua que allí le fue erigida.
Protagonista fundamental de la Revolución Mexicana, Emiliano Zapata fue considerado por sus enemigos un simple saqueador, mientras que los campesinos y gran parte del pueblo elevaron su figura a la condición de héroe y mito revolucionario. Su vida ha inspirado innumerables leyendas y corridos populares.





FRANCISCO VILLA o PANCHO VILLA: (1878-1923), líder revolucionario mexicano. Nació en Río Grande (San Juan del Río, Durango) y fue bautizado con el nombre de Doroteo Arango. Se dedicó a las labores agrícolas y destacó como un excelente caballista. Quedó huérfano muy pronto, y por defender a su hermana, agredida por el dueño de la hacienda en la que trabajaba, tuvo que huir a la sierra de la Silla perseguido por la justicia, que le calificó de bandido y delincuente. Fue en ese momento cuando cambió su nombre por el de Francisco (o Pancho) Villa. Aproximadamente en 1900 se desplazó al estado de Chihuahua, donde los hacendados empezaban a apropiarse de las mayores y mejores tierras. Este proceso se agudizó entre 1907 y 1910 y, al tornarse crítica la situación, comenzó a gestarse el que se ha dado en llamar movimiento de Guerrero, considerado el foco principal de la Revolución Mexicana en el estado de Chihuahua.


Para entonces, y en tal contexto, Villa ya era uno de los bandidos más famosos del estado. La amistad con Abraham González le inclinó a apoyar decididamente la causa de Francisco I. Madero, candidato a las elecciones presidenciales de 1910 en abierto desafío al continuismo de Porfirio Díaz. Tras su marcha hacia sierra Azul, el 22 de noviembre de 1910 tenía ya a punto su primera tropa para luchar por la Revolución. A finales de marzo de 1911, conoció a Madero en la hacienda de Bustillos (Chihuahua). Sus dotes como líder y combatiente quedaron de manifiesto en numerosas batallas victoriosas, que le valieron el grado de coronel. Durante la administración de Madero, sirvió a las órdenes del general Victoriano Huerta, encargado por el gobierno de someter a los seguidores de Pascual Orozco. Por su lealtad y méritos en campaña ascendió a general brigadier honorario. El recelo de Huerta estuvo a punto de costarle la vida; condenado a muerte por insubordinación, en 1912 se fugó de la cárcel militar en la que había ingresado.
Huyó a Estados Unidos y se instaló en El Paso (Texas), pero en 1913, al ser asesinado Madero, cruzó clandestinamente la frontera y, con la firme intención de combatir contra Huerta, se unió a la oposición revolucionaria que encabezaba Venustiano Carranza. Al frente de un improvisado ejército, durante ese mismo año se hizo con el control del estado de Chihuahua y formó la División del Norte, a cuyo frente ocupó las ciudades de Torreón (donde, el 7 de octubre, contrajo matrimonio con Juana Torres) y Juárez. En 1914 tomó Zacatecas, hito de las armas revolucionarias que tuvo como consecuencia inmediata la caída de Huerta. A continuación entró en contacto en Xochimilco con Emiliano Zapata, y ambos entraron en la ciudad de México en noviembre de ese año, tras rechazar la autoridad de Carranza. En 1915, Villa controlaba todo el norte de México. Cuando Carranza retomó el poder en 1916, Villa se mantuvo en la oposición, pero sufrió graves derrotas en la región del Bajío frente a las fuerzas del general Álvaro Obregón, por lo que se retiró a Chihuahua. Allí luchó para arrebatar a los grandes terratenientes sus propiedades, mostrándose de nuevo como el temido guerrillero de los primeros años.
El 9 de marzo de 1916 atravesó la frontera y atacó la ciudad de Columbus (Nuevo México, Estados Unidos). Para capturarlo, las autoridades estadounidenses enviaron una expedición comandada por John Joseph Pershing, que no cumplió su objetivo. Después de ser asesinado Carranza en 1920, Villa llegó a un acuerdo con el nuevo gobierno: logró ser amnistiado, le fue reconocido el grado de general de división, y recibió como obsequio el rancho de Canutillo, cercano a Hidalgo del Parral (Chihuahua), que pasó a explotar con antiguos compañeros de la División del Norte. El 20 de julio de 1923, Villa y su amigo el coronel Miguel Trillo fueron asesinados en una emboscada.
En diciembre de 2003 fueron presentadas sus memorias, que él mismo dictó a su ayudante Manuel Bauche, bajo el título Pancho Villa. Retrato autobiográfico. 1894-1914.


Información extraida de: Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

4 comentarios:

Andy Paterson dijo...

Bueno mi opinión personal es que en este periodo tenían muchas anomalías
Porfirio Diaz tenían una ventaja por lo cual se favorecía eso para mi no tiene ningún sentido aparte
La inversión de fuertes capitales extranjeras el surgimiento de partidos y la diferencia de las clases sociales yo también viera
surgido este movimiento

PEREZ PRIETO ANDRES 3 B

Andy Paterson dijo...

Bueno mi opinión personal es que en este periodo tenían muchas anomalías
Porfirio Diaz tenían una ventaja por lo cual se favorecía eso para mi no tiene ningún sentido aparte
La inversión de fuertes capitales extranjeras el surgimiento de partidos y la diferencia de las clases sociales yo también viera
surgido este movimiento

PEREZ PRIETO ANDRES 3 B

Andy Paterson dijo...

Bueno mi opinión personal es que en este periodo tenían muchas anomalías
Porfirio Diaz tenían una ventaja por lo cual se favorecía eso para mi no tiene ningún sentido aparte
La inversión de fuertes capitales extranjeras el surgimiento de partidos y la diferencia de las clases sociales yo también viera
surgido este movimiento

PEREZ PRIETO ANDRES 3 B

Antonio Worsnop Bruce dijo...

Hola buena tardes yo opino: Estuvo bien por que hubo muchos avances tecnológicos como luz,ferrocarriles,medios de comunicación pero había mucha desigualdad social & explotación & para mi el mejor revolucionario fue Emiliano Zapata.

Díaz Hernández Rodolfo Antonio. 3 B